(WTTC) Por cada US$10 que se gastan en estancia, turistas aportan US$45 a otros locales

Sólo en América Latina y el Caribe, estas cifras ascienden a más de 4,3 millones de estancias en 2021 en comparación con 2019

En el escenario postpandemia, la forma en la se viaja cambió para siempre. Ahora, los viajes son más flexibles y más largos y, mientras las fronteras continúan reabriéndose, los viajeros están sumiéndose en esta nueva era.

Estos cambios representan una oportunidad para reactivar el turismo y contribuir a la economía de las comunidades después de años de restricciones de viaje. El Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (Wttc) estima que el año pasado se perdieron casi 4.500 millones de dólares en producto interno bruto (PIB) relacionado con viajes y turismo por a la pandemia. Esto afectó a más de 61 millones de puestos de trabajo

En este contexto, empresas como Airbnb están contribuyendo al crecimiento económico de América Latina y el Caribe. Esto, a través de ayudas a las personas para su participación activa en la industria del turismo como anfitriones en destinos nuevos y diversos más allá de los circuitos turísticos populares.

Según Oxford Economics, entre los impulsos que se están presentando gracias a la industria del turismo en la región se encuentra una mayor actividad económica, la cual se está presentando no solamente por la aumento en la estancia en hospedajes, sino también por el gasto directo en la actividad turística.

Sólo en América Latina y el Caribe, estas cifras ascienden a más de 4,3 millones de estancias en 2021 en comparación con 2019. Esto, mientras que el gasto de los huéspedes se elevó a US$16.400 millones en 2021, cerca de 4,9% de toda la actividad turística directa en la región.

Por cada US$10 que se gastan en estancias, los huéspedes gastan alrededor de US$45 adicionales en otros negocios durante su viaje como restaurantes, transporte y otras actividades.