El impacto económico del Sector MICE en España se acerca a los 7.000 millones

El Turismo de Reuniones en España sigue mostrando signos de buena salud. La actividad congresual ha crecido en el país en 2018 y también su impacto económico, que alcanza los 6.638 millones de euros, un 8% más que el año anterior, según el estudio del Turismo de Reuniones en España elaborado por el Spain Convention Bureau (SCB), que muestra un total 25.804 reuniones celebradas y 4.301.803 participantes, un 3,4% y un 7,7% más que en 2017.

Del total de eventos, el 51,6% han sido jornadas, el 29,6% convenciones y el 18,8% congresos. En este aspecto, destaca la caída respecto al año anterior del 2,9% de los congresos y las subidas del 5,2% de las jornadas y del 4,5% de las convenciones. Respecto a los asistentes por tipo de reunión, el 38,5% han participado en las jornadas, el 34,9% en congresos y el 26,6% en las convenciones. En este caso, se aprecia un crecimiento de los asistentes a jornadas del 17,8% y a congresos del 12%, mientras que los participantes en convenciones han bajado un 8,4%.

En cuanto al ámbito territorial de las reuniones, el informe indica que el 51,3% han tenido carácter nacional, el 25,8% regional y el 22,9% internacional. Las reuniones regionales han crecido un 17,1% y las internacionales un 3,7%, mientras que los eventos nacionales han descendido un 2,5%. Respecto a la asistencia a estos eventos, las reuniones nacionales han acaparado el 44,7% de los asistentes, las internacionales el 34,5% y las regionales el 20,7%. Destaca el incremento de la asistencia a reuniones internacionales (+19,7%).

Analizando la actividad por el tamaño de las ciudades españoles, en todas ellas, menos en las de más de un millón de habitantes (-11%), la actividad ha crecido, sobre todo en aquellas de entre 500.000 y un millón de habitantes (+29,1%). En el caso de los participantes por tamaño de ciudad, todas las variables muestras signos positivos, destacando las de menos de 100.000 habitantes, donde la participación ha aumentado un 21,6%, y en el lado contrario, las de más de un millón de habitantes, con un ligero crecimiento del 0,3%.

Por nacionalidades, el 77,3% de los asistentes a las reuniones han sido españoles y el 22,7% extranjeros. Los participantes nacionales han aumentado un 13,8%, mientras que los internacionales han bajado un 9%. Respecto a los españoles, la procedencia más numerosa llega de Madrid (25,1%) y Cataluña (13%), mientras que de los extranjeros destacan Reino Unido (15,5%), Alemania (11,5%) y Francia (11%).

El impacto económico generado por la actividad congresual en España en 2018 alcanza los 6.638 millones de euros (+8%), de los cuales, el 73,6% lo han producido los propios participantes en las reuniones y el 26,4% los acompañantes. El informe del SCB detalla que la media de gasto diario se ha incrementado, dedicando para la inscripción a la reunión 480,66 euros (+31%), para el viaje 320,18 euros y para el alojamiento 127,41 euros. En destino, la distribución del gasto alcanza el 60,4% para alimentación, el 13,2% a transporte interno, el 12,8% a compras y el 9,7% a ocio y entretenimiento.

Características de las reuniones

Los dos sectores que tradicionalmente han generado el mayor número de reuniones han sido el médico-sanitario y el económico comercial. En 2018 la situación no ha sido distinta, representando, en el primer caso, el 18% de los actos, y en el segundo el 16%, aunque ambos sectores han reducido su cuota 3,6 puntos porcentuales y cuatro puntos, respectivamente. Les siguen otros sectores como la Universidad (10,2%), el científico (8,7%), el cultural (7,8%) y el tecnológico (6,9%). Destaca este último con un crecimiento de 2,6 puntos respecto a 2017.

La estacionalidad de las reuniones es destacable, ya que la mayoría se celebran en los meses de primavera y otoño. Por porcentaje, los que más eventos han acogido han sido octubre (14,4%), mayo (14,1%), noviembre (11,8%), junio (11,2%), abril y septiembre (ambos con un 10,3%). Por otro lado, las sedes que más reuniones han acogido han sido las salas de los hoteles (28,6%), seguidas de los palacios de congresos (24,5%) y las universidades (19,5%). Los hoteles mantienen cifras similares a años anteriores, aunque los palacios de congresos han bajado ocho puntos respecto al año anterior y las universidades han subido 4,1 puntos.

Otro de los aspectos que refleja el informe es el número de participantes por reunión, siendo la más habitual una reuniones de entre 50 y 150 asistentes (52,8%). Las reuniones de más de 500 participantes, que representan el 8% del total, han descendido respecto a 2017. La duración media de una reunión ha sido de 2,26 días. La mayoría (63,1%) de los eventos han sido de hasta dos días, el 30,5% de entre tres y cuatro días y el 6,4% restante de más de cuatro días. Por último, los asistentes, en un 90,8%, han elegido un hotel para su alojamiento, siendo el de cuatro estrellas la opción preferida (69,8%).

Perfil de los participantes

Mayoritariamente, el perfil de los asistentes ha sido el de un hombre (58,9%) de entre 35 y 44 años (40,8%) y que mantiene una ocupación de directivo (32,6%). El medio más utilizado para viajar hasta la ciudad de celebración de la reunión ha sido el avión (49,8%), seguido del coche (27,5%) y el ferrocarril (20,1%). Dentro de la ciudad, los asistentes se han movido en taxi (28,3%), metro (26,9%) y a pie (20,2%). El 22,8% ha realizado algún viaje adicional al de la reunión, siendo la Comunidad sede de la reunión el destino de este viaje (51,3%) y su duración de 3,49 días.

Opinión de los destinos

Los profesionales consultados para la elaboración de este estudio (destinos asociados al Spain Convention Bureau) creen que el aumento del Sector en España en 2018 se debe a la mejora de la situación económica, así como a otros factores como la buena oferta de los destinos españoles, sus comunicaciones y las acciones emprendidas por los Conventions Bureaus locales. Otros destinos, aunque pocos, opinan que la actividad congresual ha bajado, sobre todo, motivada por la celebración de reuniones más pequeñas.

En general, los destinos creen que el Turismo de Reuniones en España goza de buena salud gracias a la oferta existente, tanto en infraestructuras como de oferta complementaria, y a su buen posicionamiento a nivel internacional, con una variedad de destinos que se ajustan a las diferentes demandas, ciudades bien conectadas, seguras y atractivas, y con una buena relación calidad-precio. Por otro lado, destacan algunos aspectos a mejorar, como la adaptación a la demanda de forma rápida, potenciar los destinos medios y pequeños, la formación en el Sector y el desarrollo de una mayor promoción.

Para finalizar, los profesionales consultados creen, en su mayoría, que el Sector MICE en España seguirá creciendo —o al menos se mantendrá— en todas sus variables en 2019.