Buenos Aires, con récord de turistas extranjeros: llegarán 3 millones

Es la cifra prevista para fin de año. Las múltiples propuestas culturales y gastronómicas, y la mejora en la conectividad aérea y la devaluación son principales claves del fenómeno.

Como ocurre en otras grandes ciudades del mundo, en Buenos Aires el turismo se posiciona como un gran dinamizador económico; aún cuando el país sufre a otros niveles las consecuencias de la crisis. A tal punto, que el turismo representa el 3% de la economía -con 3 mil millones de dólares- y el 23% de las exportaciones. Sucede que la Ciudad recibió 1.465.025 visitantes extranjeros solo durante el primer semestre del año. La mejor performance en siete años. Con estos números, el Gobierno porteño proyecta que, cuando termine 2019, a Buenos Aires habrán llegado 3 millones de turistas.

Photo: Sasha Stories
Photo: Sasha Stories

Hay muchos factores que inciden, y se destacan la oferta cultural y gastronómica, más la mejora en la conectividad aérea, entre los preponderantes. También influye el económico. Porque la devaluación abarató el costo para quienes vienen con euros o dólares. Solo para dar un ejemplo: cenar en uno de los restaurantes más valorados del mundo -recientemente premiado en un ranking internacional- puede costar alrededor de U$S 100. Caro para un argentino, pero no tanto para un norteamericano.

Todas las propuestas para que organices tu finde.

“La gastronomía es fundamental para el turismo en la Ciudad: los viajeros muchas veces eligen un destino por su cocina. Buenos Aires tiene una amplia oferta y de gran calidad. Nuestra gastronomía combina tradiciones criollas y europeas, y en el último tiempo sumó la influencia de lo mejor de la cocina latinoamericana”, evalúa Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de Buenos Aires

Turistas extranjeros en Buenos Aires

Según las estadísticas oficiales, en este primer semestre, el gasto de los turistas ascendió a 34.890 millones de pesos, un 25% más que en 2018. En promedio, los turistas extranjeros gastan U$S 900 en su estadía.

¿De dónde vienen? La mayoría llega de Brasil y el resto de América. Y en el primer semestre de este año se incrementó la cantidad de en un 28% la cantidad de arribos de chilenos, mientras que el mercado europeo creció un 13%.​

Más allá de la oferta cultural -teatros comerciales y del off, los circuitos patrimoniales, y centros culturales y museos- la Ciudad ofrece algunas opciones tan pintorescas como en los principales centros urbanos del mundo. Un ejemplo es Palermo. Allí se puede ver lo que sucede un día cualquiera durante la semana a partir del mediodía: miles de personas paseando, comiendo al aire libre, haciendo compras y aprovechando para conocer el circuito de street art, con algunos murales pintados por reconocidos artistas callejeros.

“Debo confesar que me cuesta mucho moverme de Palermo. Es mi tercera vez en Buenos Aires. La primera vine sola, la segunda con amigos y ahora, otra vez sola. Una semana en Buenos Aires y otra viajando a otros lugares. Este año me voy al Sur. Lo que me gusta de este barrio es que concentra todo, también pequeñas galerías de arte que me interesan mucho. En este viaje me prometí conocer el Teatro Colón ​y visitar la feria de antigüedades de San Telmo”, contó Maureen, quien viajó desde Chicago.

Para la promoción turística de la Ciudad, las tecnologías aportan soluciones y ayudan a entender qué buscan los turistas que llegan a la Ciudad. Por ejemplo, el sistema de big data que recibe y entrecruza 820 millones de registros de múltiples fuentes: la Encuesta de Turismo Internacional del Indec, las llegadas y partidas desde Ezeiza o Aeroparque, la ocupación hotelera, o los rastros que se dejan al buscar información o hacer reservas aéreas a través de plataformas digitales, el uso de las aplicaciones de mapas o transporte público, y especialmente el roaming de los teléfonos, entre otras fuentes.

Así se sabe que los brasileños pasean por Florida y por Caminito, y se hospedan en Retiro y en hoteles del centro. Llegan a la Ciudad en cruceros y para partidos de fútbol importantes. De los estadounidenses, se conoce que prefieren Palermo, que pasean y almuerzan por inmediaciones de las plazas Armenia y Serrano, y que también aprovechan la movida nocturna. ¿Para qué sirve tener esta información? Para trazar políticas públicas que permitan seguir atrayendo turistas.

Como la ley de promoción hotelera, que incentiva a los establecimientos a hacer obras de modernización a cambio de créditos fiscales. En redes, la queja generalizada es que los hoteles de cuatro estrellas parecen detenidos en el tiempo. Y los privados también pueden acceder a esta información.

Otra opción muy valorada por turistas -y vecinos, especialmente los fines de semana- es el Bus Turístico. Arrancó con muchas críticas, hace diez años, y se fue ganando un lugar.

A la empresa que opera desde 2008 se sumará una más tras una licitación. Ambas comenzarán la nueva gestión entre mediados de diciembre y mediados de enero y sumarán prestaciones más modernas, como wifi a bordo y en las paradas y tickets virtuales.

Esto hará que se modernicen las unidades e incorporen un sistema de carga para el celular, wifi y código QR para los tickets.

Otro tema de incidencia en Buenos Aires y en todas las ciudades del mundo, es la irrupción de Airbnb, la app que facilita el alquiler de viviendas para turismo. En algunos sitios ha tenido resistencia y muchas quejas por parte de los hoteleros tradicionales. Aquí, la Legislatura porteña tratará un proyecto de ley que buscará regularizar su uso. Por ejemplo, se creará un registro de “anfitriones” y el consorcio deberá autorizar este tipo de uso en los departamentos. También que se constate “la identidad y registrar información de cada huésped alojado, así como el período de alojamiento”.

Permiso del consorcio y registro de anfitriones: cómo es el proyecto para regular alquileres a través de apps como Airbnb

En este sentido, los barrios se han convertido en una fuente de atracción. Los turistas no quedan concentrados solo en el centro, San Telmo o Recoleta. “Estamos convencidos que el turismo dinamiza las economías de los barrios. Es una de las actividades con mayor capacidad de generar empleo directo o indirecto, por eso impulsamos que el turismo llegue a los barrios”, dijo Fernando Straface, secretario general y de relaciones internacionales. El programa se conoce como “Turismo en barrios”, no solo para conocer los atractivos clásicos, como puede ser un museo, plazas o bares tradicionales, sino para hospedarse. En general, casi no hay hoteles en los barrios, pero las app de alquiler temporario han generado un nuevo atractivo entre los turistas.

Otra opción que crece en Buenos Aires es el llamado “turismo académico”: en 2017, la Ciudad recibió 80.000 estudiantes que dejaron más de $ 10.000 millones. La cifra incluye unos $ 9.902,8 millones que gastan los estudiantes internacionales en alojamiento, aranceles universitarios, transporte y ocio. Buenos Aires es considerada por el QS Best Student Cities Ranking como la mejor de América Latina para estudiar. “Para 2023 buscaremos atraer 120.000 estudiantes internacionales, con foco en programas cortos y posgrados”, afirmó Fernando Straface, Secretario General del Gobierno de la Ciudad.

Inversión hotelera para sumar plazas

En lo que va del año, los hoteles porteños invirtieron más de 1.000 millones de pesos en ampliaciones y refacciones para aumentar la capacidad de alojamiento. Estos proyectos se realizaron en el marco del programa de incentivos fiscales que lanzó el Gobierno porteño, para aumentar la cantidad de camas disponibles en un contexto de crecimiento del turismo internacional.

El plan fue lanzado a comienzos de año, luego de que la Legislatura porteña lo aprobara por ley. Es un esquema de descuentos en Ingresos Brutos durante diez años: si la empresa invierte en un establecimiento nuevo la quita impositiva es del 10%, con un 2% o 5% adicional según la zona de la Ciudad donde se construya. En cambio, si se trata de refacciones, la rebaja es del 40%, con un 10% adicional si se trata de una pyme, y otro 10% si el hotel está en un Área de Protección Histórica.

Según informaron en el Gobierno porteño, ya se pusieron en marcha 36 proyectos de reforma y ampliación, más otro para construir un hostel. En total, comprometieron $ 1.040 millones.

Martín Mura, Ministro de Economía y Finanzas de la Ciudad, aseguró que “a través de esta iniciativa seguimos generando oportunidades de inversión en la Ciudad y posicionándola como una plaza atractiva de negocios en la región”.

Autor: Clarin