(ARGENTINA) La inusual propuesta de los shoppings argentinos para volver a abrir

La situación de los shoppings del AMBA y de las empresas que dependen de ese canal de ventas es cada vez más compleja después de más de cinco meses cerrados por la cuarentena por el Covid-19. Según la Cámara de Shopping Centers, cerraron más del 25% de las empresas locatarias y eso implicó que se perdieran 10.000 puestos de trabajo.

De acuerdo con esto, y atento a las habilitaciones de galerías comerciales y centros de transbordo, la propuesta que le acercaron la semana pasada a autoridades del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y de la Provincia es que los dejen abrir aunque sea en la planta baja de los establecimientos para luego ir sumando niveles si se verifica, como dicen, que los centros comerciales no son un foco de contagio.

Hackshaw
Photo: Hackshaw

«Supongamos que el shopping tiene dos o tres niveles. Si abrimos la planta baja, controlamos los ingresos y egresos, y no permitimos el paso a los pisos superiores, esto nos convertiría en una galería más. Esto es lo que le propusimos a las autoridades la semana pasada», dijo a LA NACION, Mario Nirenberg, presidente de la Cámara de Shopping Centers.

«Que permitan abrir la planta baja y, cuando vean que no hay aglomeración de gente porque no hay oferta de entretenimiento y que se controla el ingreso, después nos dejen abrir el nivel superior y así sucesivamente. Esto no es la panacea, pero por lo menos de esta forma los shoppings tendrían igual consideración que una galería comercial», completó.

Para el representante del sector, la única razón por la cual no se habilitarían los shoppings y sí las galerías es la creencia de que las empresas del sector tienen más espalda para sostener tanto tiempo de inactividad, pero, según Niremberg, la situación «es preocupante».

«Ayer pasé por Nazca y Avellaneda y había una galería de pasillos estrechos repleta de gente sin control de temperatura ni de aforo. No vemos el motivo por el cual se retrasa la apertura de los shoppings. No me queda otra que pensar que los shoppings, en la consideración de las autoridades, tienen espaldas para aguantar la crisis, pero de este canal dependen 10.000 empresas en todo el país y aquí en AMBA el 25% de locales va a cerrar definitivamente. Nos agravia y nos da mucha pena porque no son solo comercios de grandes empresas. Hay muchas pymes y empleos que dependen de ello«, continuó.

La Cámara y la Federación de Empleados, en tanto, envió ayer una nota solicitando la reapertura de los centros comerciales a partir del próximo 31 de agosto.

«Se nos escucha, pero no se atiende a nuestros reclamos. La ayuda estatal del ATP no alcanza para sostener a las empresas locatarias – en su mayoría pymes – que, sin actividad, están dejando de operar, muchas de ellas en forma definitiva. Esta situación ha determinado a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios a peticionar en conjunto con la CASC, en una situación sin precedentes, la apertura inmediata de los Centros Comerciales, con el propósito de contribuir al sostenimiento del empleo», dijeron.

Author: M. Rumi, America Retail